De Repartidor de Pizza A Ser Actor de Vídeos Porno casero

Publicado el 17/03/2021
De Repartidor de Pizza A Ser Actor de Vídeos Porno casero
Los relatos se quedan en la red, aquí mi experiencia como trabajador repartiendo pizza.

Después mi mujer y yo nos convertimos en grandes actores porno de vídeos porno caseros, donde follamos una y otra vez, haciéndome mamadas sorprendentes y tragándose mi lefa.

Ahora entra y siente el placer de leer el relato de un auténtico actor porno casero.

De Repartir Pizza A Ser Actor Porno Casero

Mi vida era una vida tranquila, la rutina del día a día y el sueldo no daba para más.....Pero un día todo cambió y ahora vivo bastante mejor, permitiéndome comprar cosas y enseres que antes estaban por encima de mis humildes posibilidades.


Ahora os voy a resumir así por encima un poco sobre como cambió todo en cuestión de meses, hago lo que realmente me apasiona (Follar) y encima me pagan.


Como cualquier persona de clase medio baja, trabajaba en una pequeña pizzeria, mi actividad principal era el repartir los pedidos que los clientes iban solicitando por medio de la página web de la empresa y de las llamadas telefónicas que iban recibiendo a lo largo del día.


Me tiraba muchas horas trabajando, en realidad trabajaba casi dos jornadas completas, pero aparte de trabajar repartiendo pizzas, tenía que estar ayudando a los elaboradores a cortar tomates, morzarella, pimientos, jamón york y demás.


Así mismo cuando no teníamos mucho trabajo, desempeñaba funciones laborales como limpiador, limpiaba los baños y la barra de la pizzería donde se atendía a la clientela que llegaba a encargar alguno de los menú que allí preparaban.


Agobiado por los pagos que llegaban mes a mes, viendo que trabajaba muchísimas horas y el sueldo era el mismo y nunca me daban un incentivo, decidí tomar otras vías y así poder mejorar mi economía para que mi mujer y yo, pudiéramos vivir un poco mejor, sin tantas ataduras y sin que nadie se pueda aprovechar de mi sudor en temas laborales.



El Cambio Radical Empezó Y Nos Hicimos Actores Porno

Ahora os voy a contar como fue esta experiencia, el principio de comenzar en un nuevo mundo laboral y encima sin conocerlo en profundidad como es el “porno”.


Gracias al apoyo de mi mujer y la libertad que tenemos como pareja, decidimos pasar a esta nueva etapa, donde grabaríamos vídeos porno para todo el mundo de Internet.


Nuestra primera fase de esta etapa como actores porno, fue crearnos un Instagram, desde el cual fuimos reuniendo miles de seguidores mensualmente, que seguían nuestras subidas de imágenes y vídeos, ademas de los directos que mi mujer y yo hacíamos follando para la audiencia.


Un buen día topé con un amigo y le conté lo que habíamos decidido hacer mi mujer y yo “grabar vídeos porno follando los dos en casa” vídeos pornos caseros bastante motivados y sin edición ni manipulación de los mismos.


Este amigo me propuso algo bastante interesante que yo aún desconocía, me comentó que abriera en la red social Youtube, un canal donde pudiéramos darnos a conocer, limitando a mayores de 18 años las reproducciones de los mismos y así poder crear una audiencia mucho mayor y hacer llegar nuestros vídeos a todo el mundo.


Pues con esto, me puse a buscar algo de información en Internet, donde conseguí y recopilé bastantes datos de gran interés para poder empezar a desarrollar nuestra carrera como actores de vídeos pornos caseros.


Tras mirar y empaparme muchísimo sobre los temas legales de Youtube, hice un canal que con el paso de los meses fue haciéndose más viral, la gente podía ver vídeos caseros gratis, donde mi mujer me hacía mamadas, me la follaba a cuatro patas, la daba por el culo y me la follaba, así mismo ella me daba por el culo con un consolador, me meaba encima y me masturbaba con sus grandes y gordas tetas.


Tras 4 meses de hacer vídeos porno domésticos en casa, editarlos y subirlos a Internet, conseguimos llegar a una audiencia desorbitada, una audiencia que además de fieles seguidores, nos dejan comentarios increíbles, apoyando nuestra postura y haciéndonos ganar muchos miles de euros mensualmente, todo ello gracias a la publicidad de Youtube como a diferentes patrocinadores que salieron al ver nuestros vídeos porno caseros.


Ahora se de verdad cual es mi trabajo, porque esto de follar es algo que siempre me ha apasionado, follar y ser follado una y otra vez, las grandes mamadas que me hace mi mujer frente a la pantalla, ver su coño tras grabar las sesiones me hace sentirme grande, además de follarla una y otra vez, nos gusta follar y tener sexo a cada rato y esto nos ha motivado aún más nuestro deseo de follar.


Ahora mismo, estamos grabando un par de vídeos porno a la semana, en unos me la estoy follando a cuatro patas y en otros de da por culo “griego” y me mama la polla una y otra vez, es algo alucinante difícil de expresar todo en estos párrafos.

Por todo esto que os he contado, siempre os animaré que el que quiere follar que folle, el que quiera ir de putas que vaya, el que quiera hacer vídeos que los haga, nunca dejes que tus sueños y deseos de empezar algo nuevo tal y como hice yo, se esfumen por vergüenza.


Gracias por leer parte de mi vida sobre sexo.

VOLVER
Esta es una página de contenido adulto y tienes que tener más de 18 años para acceder a ella.