Mi Primera Novia (Follaba Como Una Perra En Celo y era Virgen)

Publicado el 28/03/2021
Mi Primera Novia (Follaba Como Una Perra En Celo y era Virgen)
Mi novia era virgen y después follaba como una puta experta, parecía una auténtica escort.

Me follaba una y otra vez y aún no paramos de follar y de ver vídeos y películas porno.

Esta es mi experiencia, de tener una novia vírgen a ser una mujer en la calle y puta en la cama.

He decidido contar como fue mi primera vez, la primera vez que follé con una mujer que además fue mi primera novia...Eramos jóvenes y la verdad que el sexo para nosotros era un tabú.



Sandra, así se llamaba mi novia que tenía 19 años, yo un joven inocente con la misma edad y los dos eramos vírgenes, nunca habíamos tenido una pareja y los dos éramos novatos en el tema del sexo.



A Sandra la conocí por casualidad, empecé a juntarme con un grupo de amigos y allí estaba ella, era una chica que estaba deliciosa, con pelo castaño claro largo y rizado, un perfume que me ponía cachondo y un cuerpo para follar sin descanso una y otra vez.....Su culo era de esos culos prietos duros y a la vez un culo respingón perfecto que me tentaba arrimar mi polla a el.



Pues la grata sorpresa fue cuando la conocí, mis amigos me presentaron a cada uno de los miembros del grupo y entre varias chicas, Sandra me enamoró.



A la segunda semana de empezar a salir por varios sitios de copas nocturnos, Sandra se arrimó a mi y empezamos a entablar conversación, la verdad es que al lado de Sandra me sentí como un auténtico Gigoló, pensé que le gustaba y por esa razón ella decidió arrimarse a mi.



Tras estar varios minutos con Sandra dentro de un bar de copas, ella me comentó que si salíamos fuera a charlar mientras nos fumábamos un cigarrillo, por mi parte le dije que si, que saliéramos sin problemas que dentro de ese local con la música a todo volumen no se apreciaba lo que me estaba diciendo.



Salimos a la calle y ella me ofreció un cigarrillo, lo encendimos y empezamos a charlas mientras echábamos humo....Ella me encantaba, me tenía tan caliente que solo deseaba follarme a esa chica aún siendo virgen, pero quería quitarme el miedo porque jamás había estado con una mujer, y, mi única alternativa en esos años atrás, eran las pajas que me hacía día a día, me masturbaba como un auténtico pajillero.



Una vez establecida comunicación verbal con Sandra, decidí dar un paso más allá y la invité a irnos a un bar que había justo en frente a la discoteca en la que estábamos con nuestros amigos, a lo que Sandra aceptó mi invitación.



Al llegar al bar, decidimos comer algo en una mesita que estaba justamente en el rincón de la parte derecha al fondo del local, estuvimos comiendo un bocadillo y bebiendo unos refrescos....Acto seguido y tras terminar de comer ese bocadillo de lomo con queso que tanto me gustó, empezaron nuevamente las comunicaciones verbales entra Sandra y yo.



Seguíamos en aquel bar, sentados en aquella mesa y decidí dar mi un paso más allá, mis nervios estaban a flor de piel y mi estómago estaba tan anudado que parecía que el bocadillo iba a salir de mi cuerpo por los nervios que tenía.



Ahora llegó el momento, propuse a Sandra salir conmigo y le pregunté si le gustaba, ella respondió que le parecía un chico guapo, elegante y además diferente al resto de los chicos con los que estaba acostumbrada a juntarse, por lo que me respondió que si, que yo le gustaba a ella, yo le respondí a ella que también me gustaba a mi y le hice la pregunta del millón y la dije: Sandra ¿te gustaría salir conmigo y empezar una relación?, a lo que Sandra me respondió con un si rotundo.



Tras decirme ese si, me contó que jamás había salido con un chico, lo que le conteste que a mi me pasaba lo mismo y que realmente no había besado a ninguna mujer, así que me levante de la silla, me arrimé a Sandra y la besé en la boca......Tras el beso se puso sonrojada al igual que yo, eramos dos novatos jajajaja, pero así fue como mi primera relación empezó.



Después de estar saliendo con Sandra más o menos una semana, pensé que era el momento de empezar a follar, estaba tan buena que solo pensaba en follar y follar, porque cada vez que Sandra se arrimaba a mi, mi polla se ponía tan dura que no daba cabida en mi entrepierna, estaba tan buena que mi pasión era desvirgar a esta mujer.



Ahora era fin de semana y mis padres estaban fuera de casa, Sandra y yo decidimos ir a ver unas películas a mi casa mientras cenábamos unas pizzas....Tras comer y beber como dos energúmenos, decidimos empezar a ver una peli que la verdad es que era tan romántica que el apetito sexual se nos subió por las nubes a los dos.



Tras ver la película mi rabo estaba mojado porque estaba tan cachondo que solo pensaba penetrar a Sandra una y otra vez, quería follármela y correrme en su boca por lo que decidí a poner unos vídeos porno de esos que hay gratis en Internet.



Tras poner los vídeos porno, Sandra empezó a ponerse cachonda y empezó a mirarme y a sonreírme con cara de puta en celo, se arrimó a mi y empezó a tocarme la polla que en ese momento estaba como un palo de madera, tan dura que las venas de mi rabo parecían que iban a estallar....acto seguido agarró mi polla y se la introdujo en su preciosa boca, empezó a mamar como una auténtica zorra, ¡¡¡mi polla estaba ensalivada!!!! se tragaba la polla hasta el final, una auténtica garganta profunda....Chupaba y chupaba como una loca, raspando con sus dientes la punta de mi gran rabo.



Una vez de haberme hecho una gran mamada, Sandra empezó a desnudarse, tenía unas tetas muy bien formadas y enormes, eran firmes y con los pezones morenitos que además estaban tan de punta que podía morderlos perfectamente, Sandra se sentó sobre mi polla y yo empecé a comer todas sus tetas, mordiendo aquellos preciosos pechos de Sandra hasta ensalivarlos por completo.



Sandra empezó a moverse totalmente desnuda con su coño por encima de mi gran polla, estaba empapada de lo cachonda que estaba, rozaba su chocho depilado y sonrosado por mi prepucio sin parar, cada vez lo hacía más rápido y gemía como una auténtica zorra.....Sin pensarlo agarró mi polla y se la empezó a meter por su dulce coño, poco a poco y muy lentamente chillando como una puta.



Una vez metida mi enorme y dura polla dentro de su coño, empezó a moverse lentamente de arriba abajo con pequeños movimientos laterales, el placer era enorme, jamás sentí lo que Sandra me estaba haciendo sentir, ese chocho tan caliente, la fricción que provocaba en mi polla con su coño mojado y un poco ensangrentado, Sandra era virgen al igual que yo.



Después de estar unos 15 minutos follando encima de mi, Sandra se levantó y se puso a cuatro patas, yo me arrodillé y metí la cabeza entre sus piernas y empecé a comer su delicioso y esperado coño,....con mi lengua empecé a chuparle su clítoris de un lado a otro, después empecé a morderlo muy lentamente y sin hacer presión mientras que Sandra se retorcía de pasión, berreaba como una zorra, una puta loca que parecía que se había enganchado a esto de follar.



Me puse de pié, agarré mi rabo y se lo metí por el coño ¡como gemía la puta! Me ponía más caliente que una locomotora de vapor....pero yo seguía follando a Sandra a cuatro patas mientras ella chillaba.



Tras haber follado a Sandra de casi todas las posturas que hay para el tener sexo, ella se corrió en la punta de mi glande, tenía mi polla llena de su corrida....por lo que decidí meter mi polla por el culo a Sandra.....Agarré mi rabo y empecé a meter la punta por el culo a Sandra, chillaba de placer y poco a poco muy lentamente los centímetros empezaron a penetrar su redondo y duro culo.



Tras varios minutos dando por el culo a Sandra, mi polla entraba perfectamente, estaba empapada y la fricción era mínima, empecé a follarla por el culo a un ritmo desenfrenado mientras gozábamos de placer....A la hora de correrme, saque mi polla de su culo y me corrí en la gran raja que formaba con sus duros carrillos, era una corrida espectacular y ahí terminó todo.



Ahora ya no eramos vírgenes, habíamos follado por delante y por detrás, la verdad que al ser mi primera experiencia en lo que se refiere al sexo, fue espectacular, ahora después de haberme follado a Sandra, solo quería tener sexo a diario con ella, por eso, ahora follábamos día si y otro también.



Esta fue mi primera vez, aún sigo con Sandra y follamos todos los días de la semana, nos hemos convertido en dos viciosos del sexo y además nos encanta ver películas porno y vídeos pornos.

VOLVER
Esta es una página de contenido adulto y tienes que tener más de 18 años para acceder a ella.